1

Madrid y Barcelona, tocadas por la varita mágica de Apple